Aires de Mar, de Francisco Acebal

La desconsoladora verdad de la tristeza del mundo

Esta novela corta (o relato extenso) que aquí presenta-mos, es posiblemente, junto a La Regenta de Clarín, una de las mejores narraciones del siglo XIX, ese siglo del que alguien ha dicho supone un recorrido desde la realidad externa hacia el yo interior, de la disolución del lenguaje y, en consecuencia, del imperio del silencio. Itinerario que culminará a principios de la centuria siguiente en la postmo-dernidad, plenamente sumergida en el yo.  Pero esa "corrien-te de conciencia" (stream of consciousness) estaba ya en Proust, si bien encontrará su cota más inminente en Hofmannsthal, Kafka, Rilke y Joyce. En España, aunque tarde, tenemos un brillante exponente en Tiempo de silencio, de Luis Martín Santos, ya en la década de los sesenta.

Por eso sorprende encontrar una narración tan madura, tan adelantada a su tiempo como Aires de Mar. Y con razón se hizo con el primer premio (cuando los premios no esta-ban tan devaluados como hoy) del Primer Certamen litera-rio del semanario Blanco y Negro, inseparable suplemento gráfico y cultural del diario ABC.  Se dio buena cuenta de ello en el número de 12 de enero de 1901, destacando como no podía ser menos que el ilustre jurado lo habían compuesto personajes de la talla de don José Echegaray, don Benito Pérez Galdós y don José Ortega Munilla (padre, del filósofo español por antonomasia).

Y así, en el número del 23 de febrero del mismo año, comenzó la publicación de la primera de las tres entregas de nuestra novela.

Se trata de la historia (insistimos: especialmente interior) de una muchacha que vive en una tortuosa y sombría callejuela de provincia, soñando con excursiones a países lejanos, pero viviendo una vida monótona sin más placer que la visita anual, en primavera, al convento de las Claras... y que un día se enamora de un hombre, que llenará su ideal de exotismo y de fantasía... Como siempre, el tema es harto conocido y, por poner solo un ejemplo, hablare-mos de Madame Bobary de Flaubert,  de la propia Ana Ozo-res (la Regenta) y, más cercano a nuestro autor, de la Adela Quested de E.M. Foster en Pasaje a la India, novela que trasladó magistralmente al celuloide David Lean, curiosa-mente veinticinco años después de haber dirigido, en 1984, La hija de Ryan, trasunto de Enma Bobary. Pues bien, Fran-cisco Acebal, con los mejores recursos narrativos, dota a la narración de los ingredientes psicológicos y el entorno hostil de aquellas mujeres decimonónicas en cuyo interior todos nos hemos sumergido y con el que todos nos hemos identificado alguna vez. Y, por supuesto, todo ello en el contexto de una buena historia, imprescindible para bucear en ese drama interior de una mujer plena de imaginación y pretensiones vitales, presa de una sociedad que solo permite los sueños femeninos, y ello porque le resulta imposible controlarlos.

En fin, no vamos a desvelar aquí los pormenores del desenlace de esta interesante trama, y por la misma razón hemos dejado el interesante análisis literario que Andrés González-Blanco haría ocho años después de publicada la novela, motivo por el cual hemos decidido insertarlo al final.

Publicamos la novela tal y como apareció en Blanco y Negro de 23 de febrero. y 2 y 9 de marzo de 1901, inclu-yendo las maravillosas ilustraciones que Narciso Méndez Bringa realizó de propio para aquella primera publicación de Aires de Mar.

 

* * *

 

Francisco Acebal nació en Gijón en abril de 1867; hizo en Madrid la carrera de abogado, y no ha publicado libro alguno. Sus ocupaciones preferentes han sido las derivadas del ejercicio de la abogacía, y aunque su vocación le impulsaba al cultivo de las letras, hacíalo con cierta timidez y sin solicitar la inserción de sus trabajos en los diarios de gran circulación o en las Revistas, donde tanto supone ver estampada una firma. (Reseña biográfica de Blanco y Negro, 1901).


 

_____

Disponible en

Amazon

versiones digital e impresa

pinchando aquí 

 

 

"EL GRECO DE COSÍO"

(pinchar sobre la portada para acceder a la descarga gratuita de las obras)

lecturas-hispanicas.com
C/. Cádiz 9
50004 Zaragoza

España

 

Correo electrónico:

editores@lecturas-hispanicas.com


Teléfono: +34 686522358 o bien utilizar nuestro formulario de contacto.

Lecturas hispánicas en las redes sociales :


E-mail